fbpx

Limpia y cuida cada tipo de suelo

Limpia y cuida cada tipo de suelo

Limpia y cuida cada tipo de suelo

Aquí tienes algunos consejos para mantener como el primer día los suelos que ofertamos

Laminados 

Para cuidar de tu suelo laminado procura que las patas de sillas y mesas estén protegidas con fieltro para evitar arañazos. Para tu limpieza cotidiana lo ideal es pasar el aspirador y, después, una mopa en seco. Si el suelo está más sucio de lo normal lo mejor es fregarlo con agua y jabón neutro, recuerda escurrir bien la fregona. Estos suelos resisten la humedad, pero para que su duración sea mayor conviene no mojarlos en exceso. También puedes optar por un producto específico para suelos laminados, lo más apropiado será uno que no contenga aceites ni ceras.  

A veces, hay manchas que son más difíciles de eliminar, por ejemplo:  

  • Marcas negras que dejan las suelas de los zapatos. Podrás eliminarlas frotando con una esponja en seco.   
  • Líquidos como el vino, la cerveza o la leche, o también manchas de grasa. Para estos utiliza un limpiador específico sin sustancias abrillantadoras y una bayeta húmeda. 
  • Lo más complicado de eliminar son el esmalte de uñas, tinte o barnizInténtalo con paño con disolvente como acetona o alcohol. Te recomendamos probar antes en un lugar oculto. 

Vinilo  

Para cuidar día a día tu suelo vinílico intenta controlar los derrames. Cualquier líquido que se te caiga límpialo lo más rápido posible para evitar decoloraciones futuras en el suelo. Recuerda emplear un limpiador apropiado en tu limpieza cotidiana: productos de limpieza de pH neutro diluidos en agua puesto que no dejarán marca al secarse. Eso sí, con la fregona bien escurrida. Además, no es necesario encerar el vinilo puesto que ya tienen un brillo de fábrica.  

A pesar de tener cuidado, siempre puede caer algo en el suelo que sea complicado de limpiar. En estos casos:  

  • Para manchas fuertes o densas, diluye lejía, aguarrás, alcohol o zumo de limón en agua tibia. 
  • Para manchas de tinta, tomate, mostaza, sangre o remolacha aplica lejía diluida durante varios minutos sin frotar y enjuágala bien después. 
  • Para gasa, bolígrafo rotulador dale con un trapo empapado en aguarrás y enjuaga bien al terminar. 

Madera 

Lo ideal es que hagas una limpieza diaria en seco con aspiradora o mopa. Es menos recomendable la escoba, ya que arrastra la suciedad y puede arañar la madera. Una vez por semana puedes limpiarlo con fregona, para ello, lo mejor es diluir en agua algún producto específico y escurrir bien para que esté solo un poco húmedo. Trata de no emplear productos con cera o silicona. Un producto alternativo para fregar puede ser un chorro de vinagre.  

La madera sí que se puede encerar, de hecho, es recomendable aplicar cera cada dos o tres meses pata proteger de la humedad y las manchas. Además, es conveniente aplicar un decapante para que no se acumulen las capas de cera cada tres o cuatro años. Existen productos específicos para ello, pero también existe una alternativa casera: el aceite de oliva. 

Para manchas del estilo de chicles o cera de velas lo mejor es aplicar hielo y, cuando la mancha se endurezca, eliminarla. 

Si quieres saber más sobre temas relacionados con cocinas te dejamos publicaciones al respecto:

Suelo de vinilo o suelo laminado

Suelos de madera

¿Cómo elegir el suelo más adecuado para mi espacio?